El piloto balear cae a falta de dos vueltas para el final, cuando luchaba por el Top10 y trataba de remontar en un fin de semana condicionado por un proceso gripal.

Final amargo para Luis Salom en el GP de Italia que se ha disputado este mediodía en el circuito de Mugello. El balear se ha caído a falta de dos vueltas para el final tras protagonizar una buena progresión a lo largo de una carrera interrumpida por una bandera roja. En la segunda manga y rodando noveno, aspiraba a la séptima plaza cuando un golpe con un rival le ha retrasado varias posiciones. En el intento por recuperar el terreno perdido, Salom ha adelantado a varios pilotos, pero finalmente le ha deslizado la rueda delantera y se ha caído. Ha sido un fin de semana complicado para el piloto balear ya que ha tenido que correr con las condiciones físicas mermadas a causa de una gripe que le ha afectado los últimos días.

Tras seis carreras disputadas y con 37 puntos, el piloto del SAG Team ocupa la décima posición de la clasificación, justo cuando el Mundial viaja dentro de dos semanas a Barcelona para celebrar el Gran Premio de Catalunya.

LUIS SALOM

“Ha sido una carrera un poco loca con las tres salidas que nos han hecho hacer, pero no estoy descontento con mi actuación, ya que he conseguido remontar muchas posiciones. Estaba en la novena plaza a falta de 2 vueltas, rodando rápido y podía hacer séptimo. Me ha tocado otro piloto y me ha retrasado varias posiciones. Al intentar recuperar el terreno perdido, he adelantado algunos pilotos, pero en la siguiente curva la moto se me ha cerrado la dirección y me he caído. Son cosas que pasan en carrera y ahora toca pensar en el GP de Catalunya.

Ha sido un fin de semana difícil. Estoy con fiebre y físicamente no me he encontrado bien en ningún momento. Me entristece no haber acabado esta carrera, porque podría haber conseguido la séptima plaza”.